EDUCACIÓN FINANCIERA

La Fundación PROFIN, también ha desarrollado un programa de educación financiera que consiste en un proceso de enseñanza y sensibilización, por el cual los consumidores financieros mejoran su entendimiento sobre los productos financieros, los conceptos y los riesgos, a través de capacitación, información, instrucción y/o asesoramiento, para que desarrollen habilidades que les permitan ser más conscientes, tomar decisiones informadas, reconocer a dónde acudir en caso de requerir asistencia y adoptar acciones efectivas que mejoren su bienestar financiero.

La metodología que acompaña este proceso de Educación Financiera está basada en tres acciones: la participación, la reflexión y la decisión. Es un proceso práctico, divertido y útil para el desarrollo de capacidades que permita a los pobladores rurales, mejorar la toma de decisiones sobre el uso de sus ingresos, evitar gastos y deudas innecesarias y contar con mecanismos de protección de riesgos además de incentivar el ahorro.